Un arduo trabajo tendrá la Comisión Evaluadora que debe definir qué empresa o empresas serán las responsables de realizar la búsqueda del susbmarino ARA San Juan, del que no se tiene contacto desde el 15 de noviembre pasado.

Hoy a las 10 de la mañana se abrieron los sobres presentados. En total fueron siete empresas las que se ofrecieron el servicio completo (el barco y los aparatos de búsqueda), mientras que una ofreció el barco y otra solo el Vehículo Autónomo Submarino (AUV por su sigla en inglés).

De las nueve compañías, cuatro son de origen argentino, tres de los Estados Unidos, una de Panamá y otra de España .

Entre las empresas, algunas se presentan como expertas en barcos, otras en buceo, en exploración petrolera, en construcción, dragado, investigación de suelos, subsuelos y geofísica.

De las ocho ofertas para el renglón 1 de la contratación directa (unidad de superficie, es decir, un barco), la más económica es de US$ 990 mil y la más cara es de US$ 7.5 millones. En tanto, para el renglón dos, que son los AUV, la más económica es de 1.850.000 de euros (US$ 2.225.440) y la más cara asciende a los 8.070.823 euros (US$ 9.708.730).

De las que ofrecieron un servicio integral (barco y equipos de búsqueda) la más económica fue la de Sea Sistemas Electrónicos Acuáticos, del venezola Hugo Marino, con US$ 4.810.000. La más costosa es la de Compañía Sud Americana De Dragados S.A, empresa Argentina, que ofrece sus servicios por 17.780.460 de euros (US$ 21.388.830).

4870w740q100.jpg
Fuente: comprar.gob.ar
Fuente: comprar.gob.ar

Tras la apertura de los sobres, habrá una semana para impugnar a los oferentes. Luego los evaluadores tienen un plazo mínimo de 3 días para elegir, pero sin tope. ¿De qué dependerá el tiempo? De si necesitan hacer consultas al Servicio de Hidrografía Naval (SHN), quien participó del proceso de armado de los detalles técnicos de los dos renglones de los pliegos. En ese caso, los plazos se interrumpen hasta que la comisión reviva los informes del SHN.

En los pliegos se dejaba constancia de que los oferentes podían presentarse para:

- Unidad de superficie (un barco) renglón 1 de la contratación directa.

- Unidades submarinas (los aparatos de búsqueda como el AUV) renglón 2.

- Por ambos renglones.

En el caso del barco, la descripción de las tareas son: "La búsqueda batimétrica, sonográfica y magnetométrica del Submarino ARA SAN JUAN, en las áreas detalladas en el Apéndice 4 de las Cláusulas Particulares y posteriormente, su inspección e identificación por un medio visual (fotografía o video)".

Para las unidades submarinas, las tareas descriptas en el apéndice tercero son: "Búsqueda batimétrica, sonográfica, magnetométrica y de imágenes de video del Submarino ARA SAN JUAN, en las áreas detalladas en el Apéndice 4 de las Cláusulas Particulares".

En caso de que ninguna empresa cumpla con los requisitos, se puede declarar desierta la contratación directa y armar un nuevo pliego. También puede suceder que se decida otorgar uno solo de los renglones, aunque una empresa haya licitado por los dos.

Fuentes oficiales que siguen de cerca el proceso explicaron que no solo se tiene en cuenta el valor cotizado por cada una de las empresas, sino que también se evalúan los antecedentes en la materia, si participaron en misiones similares y con qué resultados.

En el plano judicial, se espera que entre el viernes y el lunes próximo algunos de los integrantes de la Comisión Bicameral que se creó en el Congreso viajen a Caleta Olivia, Santa Cruz, para reunirse con la jueza de la causa, Marta Yañez.

Fuente: La Nación.

Comentá y expresate