La Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata fue testigo del dolor. Durante 6 horas, los familiares de los tripulantes del ARA San Juan radicados en esta ciudad vieron por primera vez las imágenes del submarino hundido a 907 metros de profundidad en el Atlántico Sur, a 450 kilómetros de la costa de Comodoro Rivadavia.

Para muchos familiares, ver las imágenes era una necesidad. Decidieron estar y aguantar los golpes, inevitables cuando la cámara enfocaba un saco azul de la Armada en el fondo del mar, entre otras pertenencias de los tripulantes.

Las imágenes se difundieron de manera simultánea en 17 sedes judiciales de todo el país, mediante una videoconferencia. El material aportado por Ocean Infinity -que hizo el hallazgo dos días después de que se cumpliera un año del último contacto con el submarino- incluye seis horas de videos en bruto, de donde fueron tomadas gran cantidad de capturas fotográficas.

Hasta hoy, las imágenes sólo habían sido vistas en su totalidad por la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, quien llevó adelante la investigación por el hundimiento del submarino. Durante la extensa proyección, un submarinista hizo de intérprete para facilitar la comprensión.

Cerca de 140 familiares estaban acreditados para presenciar la exhibición del material, y la jueza dispuso que se empleara el sistema de videoconferencia con 17 instalaciones pertenecientes a la justicia federal, desde Jujuy hasta Tierra del Fuego, para evitarles gastos y grandes desplazamientos.

Comentá y expresate