Luis Tagliapietra, abogado querellante y padre de uno de los tripulantes del ARA San Juan, sostuvo que la declaración del exministro de Defensa, Oscar Aguad, en la causa en la que se investiga el espionaje ilegal a los familiares de los marinos de la embarcación fue un "burdo intento de salvar" al ex presidente Mauricio Macri, que está imputado en esa investigación.

"Lo de Aguad agrega confusión, si no fuera grave hubiera sido gracioso. Fue un burdo intento de salvar a Macri, pero al final lo terminó hundiendo más", afirmó Tagliapietra en declaraciones a Radio 10.

El abogado criticó que el exministro se haya presentado "con dos papelitos impresos con algunas anotaciones a mano", cuando fue ayer convocado por el juez federal subrogante de Dolores Martín Bava.

Aguad concurrió a prestar declaración junto al exsecretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, como testigos pedidos por la defensa de Macri, en función de un pedido que presentó hace una semana cuando el magistrado lo indagó por esta causa.

"Hay un documento de la AFI de un día antes de que Macri nos recibiese en la Casa Rosada informando de los reclamos, pero en un sentido que es irrefutable. No dice que los familiares le van a pedir ´esto o lo otro´, como lo tenia anotado Aguad, si no que era con nombre y apellido. Y se escribe taxativamente lo que dice fulana y mengana entrecomillado y con negrita", comentó.

Y en ese sentido, agregó: "Obviamente tenemos muy claro lo que sucedió. Pasaron casi cuatro años, pero lo vivimos como si fuera ayer. Hizo agua en todos lados".

Por otra parte, el abogado consideró que De Andreis "fue muy prolijo y esclarecedor" porque "explicó cómo es el protocolo de seguridad que se aplica cuando el Presidente recibe a alguien en la Casa Rosada o en la Residencia de Olivos.

"Se informan de quien es, pero de ninguna manera se ordenan tareas de investigación y seguimiento, ni nada por el estilo", completó.

Finalmente señaló que a ambos le preguntó si ellos o un tercero consideraban a los familiares del ARA San Juan como un peligro para la seguridad presidencial y "tanto Aguad como De Andreis dijeron que no".

Comentá y expresate