El equipo a bordo del Seabed Constructor descartó tres de los cinco nuevos contactos que los submarinos autónomos (AUV por su sigla en inglés) habían hallado el miércoles en la búsqueda del submarino ARA San Juan. Ninguno de los puntos de interés 3, 4 y 5, tiene relación con el navío desaparecido el 15 de noviembre, si no que eran formaciones geológicas.

“Se verificaron a hasta las 5.15 de la mañana los puntos de interés 3, 4 y 5 con el ROV y resultaron ser formaciones geológicas. También se bajó el ROV para verificar el punto número 6 y falta verificar uno más”, explicaron los familiares de los 44 submarinistas en un nuevo parte.

Los indicios fueron verificados entre las 2 y las 6 de la mañana por personal del buque noruego a través de un ROV con que cuenta para inspeccionar el lecho marino. Los objetivos habían sido catalogados de tipo C, “con una fuerte posibilidad de coincidencia, aunque necesitan ser más investigados”, según se explicó ayer.

Es la misma clasificación que habían recibido los dos puntos de interés hallados a comienzos de semana y que fueron descartados. Uno era el pesquero Jin Shin Tsai, contactado en diciembre pasado por el buque Skandi Patagonia y el otro, una formación geológica biológica, de una extensión de 55 metros de largo, similar a la que le quedó al San Juan, luego de la reparación de vida a la que fue sometido en 2014. Originalmente, la longitud del submarino era de 67 metros.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate