La Selección Argentina de fútbol reaccionó a tiempo este miércoles en el amistoso ante Alemania e igualó 2 a 2. Lucas Alario y Lucas Ocampos marcaron los goles del equipo de Lionel Scaloni, que mejoró su imagen en el segundo tiempo.

A pesar de que el conjunto albiceleste comenzó mostrando buenas conexiones en el mediocampo, una desatención en la última línea le sirvió el 1-0 a Gnabry al cuarto de hora, instantes después de que Marchesín le tapara un mano a mano a Kimmich. Enseguida Marcos Rojo perdió el balón en la mitad de cancha y el contraataque teutón fue letal: Havertz anotó el segundo al minuto 22.

Más tarde Halstenberg estrelló un tiro libre en el travesaño y casi aumenta la ventaja. Como respuesta, Rodrigo De Paul (de lo más rescatable de Argentina) remató desde media distancia y se topó con el poste. Lionel Scaloni aprovechó el descanso para tirar las orejas de sus dirigidos y el elenco sudamericano cambió su semblante.

Si bien el DT del cuadro nacional apostó por Marcos Acuña y Lucas Ocampos desde el inicio del complemento, fue Lucas Alario el que cambió el partido con su ingreso pasados los 15′ de la etapa final. Con un tanto de cabeza descontó para Argentina y puso en partido a los suyos. Envalentonado por la conquista, casi iguala con un tiro raso desde la puerta del área grande tras una escalada de Foyth por la derecha.

Los de Löw bajaron el ritmo en la segunda mitad y apenas generaron una situación clara que Marchesín desactivó en el cara a cara con Emre Can (era el 3-0). La visita tomó todo el protagonismo y, a base de presión, llegó al empate. Alario se quedó sin ángulo y no pudo definir cómodo luego de una habilitación de Lautaro Martínez en un robo ofensivo. Pero el ex River le sirvió en bandeja el 2-2 a Ocampos a falta de cinco minutos para el final. El balón se desvió en un defensor alemán y descolocó a Ter Stegen.

Comentá y expresate