El footgolf es un nuevo deporte que nació en 2009 en Holanda y no tardó en desembarcar en la Argentina y sobre todo en Mar del Plata.

Se trata de un deporte en auge que consiste en jugar al golf, con las reglas de ese deporte, pero pateando una pelota de fútbol y el desafío es embocarla en hoyos más grandes.

El domingo debía comenzar la Liga Profesional de footgolf en La Serranita -una cancha situada en el kilómetro 24,5 de la ruta 226- con los mejores jugadores del país. Pero las malas condiciones climáticas sólo permitieron jugar un hoyo.

En el marco de la quinta edición de la Liga Profesional de Footgolf Argentina, "por primera vez después de cuatro años de mucho trabajo pudimos venir para La Serranita en Sierra de Los Padres. Las expectativas son enormes porque buscamos seguir creciendo y lo estamos logrando", dijo a Telediario Sebastián Pelliccioni, coordinador de la Liga.

Embed

"Argentina es campeón del mundo a nivel individual. La cuota pendiente del seleccionado argentino es la modalidad por equipos", agregó.

Matías Perrone, campeón del mundo de footgolf, sostuvo que "es un deporte que no hay mucha gente que lo conozca, pero de a poco con la difusión de los medios y habiendo una pelota de por medio, cada vez más argentinos se van a ir sumando para jugar todo el tiempo. Parece un juego sencillo hasta que uno se lo pone a practicar. Se parece más al golf que al fútbol", señaló.

Rubén Leffler, campeón argentino, definió al footgolf como su segundo amor. "Juego hace dos años y es muy lindo haber salido campeón, hasta hace poco no caía de lo que había conseguido", dijo.

Comentá y expresate