El intendente Carlos Arroyo ratificó este lunes que seguirá en Cambiemos, tras las fuertes versiones que indicaban un posible alejamiento de la coalición. “A Cambiemos le conviene más que yo esté adentro que a mí”, dijo.

Arroyo recorrió obras de fresado y recapado en la zona de Playa Grande. En total, se llevan realizados 40.600 m2 de recapado asfáltico, que luego será completado con hormigón. Además se sumarán 20.000 en otros puntos, lo que equivale a más de 100 cuadras.

En una conferencia de prensa, el intendente habló sobre las elecciones y le dedicó un párrafo al precandidato Guillermo Montenegro, quien realizó una recorrida para mostrar el mal estado de las calle. “Estamos en un país democrático donde cada candidato puede mostrar lo que quiera. Algunos trabajamos y otros muestran. Hay muchos pajarones volando en el aire, espero que no tapen la luz y que los ciudadanos sepan votar”, afirmó.

Sin pelos en la lengua, denunció una campaña en su contra. "Todos los días hay gente que arroja basura en lugares increíbles, nos han quemado semáforos, destruyen luminarias. No es normal, es como si tuviéramos un ejército contrario que desarrolla actitudes negativas para desmejorar la imagen de la administración. Pero van a tener mala suerte porque chocaron con un tipo duro que va a seguir adelante para que la ciudad esté de pie".

Por último, Arroyo anunció la salida del delegado de Batán Manuel Tonto. "Es parte de un juego de ajedrez, ya van a entender. Ayer estuve toda la tarde recorriendo Batán, encontré cosas que estaban bien y otras no tanto",

Comentá y expresate