El intendente Carlos Arroyo cuestionó la retención de tareas que llevan adelante los trabajadores municipales desde hace más de tres semanas en reclamo de un aumento salarial. "El paro es irracional, innecesariamente largo", dijo

Por decreto, el intendente Carlos Arroyo otorgó un aumento de 14 por ciento a los municipales al mes de diciembre, con impacto en el aguinaldo. Lo hizo sin dar por cerrada la paritaria y en medio de la retención de tareas. "Insto a todo el personal a comprender que no pueden seguir ocasionándole un perjuicio tan grande a la ciudad. Los ciudadanos pagan impuestos para tener servicios y no para vivir estas situaciones", dijo Arroyo en una entrevista con Telediario, el noticiero de Canal Diez.

El jueves, el Ejecutivo ofreció una suba salarial de 14% para completar un 32% en 2018, dividido en dos partes: un 12% en octubre y un 2% en diciembre. Los municipales rechazaron la propuesta salarial y continuarán con la retención de tareas.

Embed

"Tratamos de llegar a un acuerdo en ocho oportunidades distintas, todas con resultado negativo. Para no generar un mayor perjuicio a los empleados municipales, he ordenado por decreto pagar los sueldos con un aumento del 14%. Instamos a que cese la retención de tareas", afirmó Arroyo.

Además, se refirió a las consecuencias que genera la medida de fuerza en Mar del Plata. "Hay mil prestaciones de medicina por imágenes que no se realizaron y cien mil prestaciones médicas que tampoco se hicieron. Pero no sólo eso: hay 4 mil trámites de licencias de conducir demorados", señaló.

Ante la profundización del conflicto, el intendente junto a sus funcionarios y representantes de ONG salieron a limpiar los espacios públicos. "Pero eso no alcanza para cubrir las necesidades de una ciudad tan grande como Mar del Plata", sostuvo.

"En los últimos meses volcamos todo nuestro esfuerzo para destrabar el conflicto. Cada vez que llegábamos a una solución, nos corrían un poquito más el arco. Evidentemente es una cuestión política, pero queremos ponerle punto final al tema. Muchos empleados han querido venir a trabajar y no han podido por los actos de oposición del sindicato", dijo.

Por último, el intendente cuestionó a los gremialistas del STM. "El sindicato ha incurrido en algunos actos que no son buenos, como amenazar funcionarios. En algún momento eso será llevado a la Justicia. No estoy dispuesto a soportar actos de patoterismo y violencia bajo ningún aspecto", expresó.

Comentá y expresate