El intendente Carlos Arroyo criticó duramente a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. "Le digo a la gobernadora que la Municipalidad queda en Hipólito Yrigoyen 1627 y no en el Hotel Provincial", disparó.

En una conferencia de prensa que brindó en su despacho, el jefe comunal -en plena campaña política- cargó contra la mandataria. "Dice que vino 43 veces a la ciudad, pero a la Municipalidad vino una vez", dijo.

"En dos años la gobernadora nunca me llamó por teléfono. Estamos hablando del intendente de una ciudad que tiene dos millones de habitantes", afirmó.

El intendente quedó afuera de Cambiemos e irá por la reelección desde su partido Agrupación Atlántica. "Me ofrecieron cargos políticos, una beca de senador, pero no acepté porque quiero otra ciudad para mis hijos y para mis nietos", sostuvo.

"Cuando mis negociadores viajaron a Buenos Aires -en referencia al cierre de listas- nos pidieron que apoyemos a Montenegro. Por su puesto que me negué", aseguró Arroyo.

El jefe comunal señaló que en más de una oportunidad "fue ninguneado" por la gobernadora: "Fui víctima de un comportamiento inusual. Recuerden cuando inauguraron el tren o las playas públicas, fue una falta de respeto".

"Según la gobernación yo no habría acompañado la gestión, esto no es cierto. La municipalidad siempre participo de las actividades que se perdieron", comentó el intendente.

Comentá y expresate