El intendente Carlos Arroyo se reunió con representantes de distintos sectores que hicieron una presentación en el Concejo Deliberante por los elevados montos de las tarifas y se comprometió a ponerse al frente del reclamo, además de incluir a jubilados y pensionados.

De esta manera, encabeza junto a diferentes gremios, instituciones y referentes políticos de la ciudad, una petición ante la Secretaría de Energía de la Nación a raíz de la difícil situación por la que atraviesan, tanto las pymes del Partido de General Pueyrredon –con caídas de ventas y creciente incremento de los costos de producción–; y otros sectores vulnerables tales como jubilados y pensionados.

Tanto los establecimientos comerciales e industriales, como sectores de menores ingresos han tenido dificultades para afrontar el costo de los servicios públicos. En ese sentido, las facturaciones de energía eléctrica y gas se han convertido en pesadas cargas para el funcionamiento del aparato productivo de la ciudad.

Según expresaron, en la última facturación se generó un incremento superior al 100%, sumado al nuevo incremento a partir de este mes del 4,47%.

En este marco, el creciente riesgo de cierre de pymes conlleva a la posibilidad del impacto negativo sobre proveedores y de peligro en las fuentes de trabajo.

Por eso, una vez más y esta vez junto a las cámaras empresarias, sindicatos, entidades de la sociedad civil de Mar del Plata y Batán, el jefe comunal decidió solicitar al organismo nacional la adecuación justa, equitativa y razonable de las facturaciones a efectos de permitir la continuidad de las empresas y la preservación de las fuentes de trabajo. Y pidió una inmediata reunión con el Secretario de Energía de la Nación, a fin de solucionar de forma urgente el problema.

Comentá y expresate