El intendente Carlos Arroyo rompió el silencio y se refirió al paro de trabajadores municipales por el conflicto con los docentes: "Estamos arreglando cosas que se vienen haciendo mal hace 30 años, asumo el costo político porque no estoy buscando votos", aseguró el jefe comunal sobre la quita de bonificaciones a los maestros que trabajan bajo la órbita municipal.

"Los docentes siempre perdimos, pero también la docencia es un apostolado, es sacrificarse; es poner primero los alumnos y después los intereses personales. La docencia es una actividad santa”, justificó el intendente.

El jefe comunal comparó el adicional que tienen los docentes con las horas laborales de los médicos y la cantidad de multas que hace un inspector de tránsito: "Cuando asumí, lo primero que planteé es que era ilegal, ilícito y además inmoral que se le diera un adicional a los funcionarios de tránsito por cada multa que hacían. Eso generó un problema pero tenía razón. Eso era ilegal, por lo tanto no se hizo más”, dijo.

Arroyo adelantó que este miércoles presentará un plan alternativo para llegar a un acuerdo con los trabajadores municipales.

Por este motivo, los trabajadores están realizando un plan de lucha y no hay actividades municipales. Desde el STM aseguraron que si no tienen una respuesta positiva y por escrito del intendente continuarán con la medida de fuerza.

Comentá y expresate