El intendente Carlos Arroyo realizó una recorrida por la avenida Colón, donde presentó nueva maquinaria adquirida por el municipio para arreglar las calles, y aprovechó para criticar, sin nombrarlo, al ex jefe comunal Gustavo Pulti: "Ya hicimos 170 calles que los vecinos habían pagado y no se las habían hecho", apuntó.

Por otro lado, Arroyo reconoció que las tasas que abonan los contribuyentes son excesivas. "Las tasas son caras pero por lo menos lo invertimos", reconoció. "Acá están los impuestos que pagan los contribuyentes, acá está la plata de los vecinos".

El jefe comunal, acompañado por el presidente del EMVIAL, Pablo Simoni, presentó dos motoniveladores y una pala cargadora frontal que serán utilizadas para arreglar las calles y costaron $29,5 millones de pesos.

En conferencia de prensa, el intendente cometió un furcio: "Cuando yo tomé la ciudad en 2010 no teníamos plata ni para comprar una bolsa de piedras", argumentó sobre la situación económica que atravesaba la Municipalidad cuando asumió el 10 de diciembre de 2015.

Comentá y expresate