El intendente Carlos Arroyo expresó su satisfacción luego de que el Concejo Deliberante aprobara este jueves un proyecto del Ejecutivo que establece fuertes multas al transporte ilegal de pasajeros.

La ordenanza establece sanciones económicas que irán desde los 200 mil hasta los 800 mil pesos para aquellos conductores y propietarios de vehículos que trabajen en Mar del Plata para la plataforma Uber.

Minutos después de la decisión por mayoría del cuerpo legislativo, Arroyo salió de su despacho y fue hasta la vereda de la Municipalidad, donde taxistas y remiseros lo saludaron y le agradecieron por su iniciativa de ponerle un freno a Uber, tras el desembarco de la aplicación en Mar del Plata.

"Estoy feliz, este es un triunfo de Mar del Plata",les dijo el intendente a los choferes en un breve contacto y recibió como respuesta un fuerte aplauso de los trabajadores del volante.

La ordenanza endurece las sanciones y multas económicas al transporte ilegal de pasajeros. A través de esta normativa, sancionará con inhabilitación para conducir (180 días hábiles y 360 hábiles en casos reincidentes), multas económicas para choferes, titulares de los vehículos y a la empresa.

Comentá y expresate