El intendente Carlos Fernando Arroyo y el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Antonio Gilardi, no se pusieron de acuerdo en la reunión de este lunes por la tarde. El jefe comunal ratificó los descuentos a los docentes municipales quienes, conocido el resultado del encuentro, ratificaron la retención de tareas para lo que resta de la semana.

La reunión se realizó luego de la numerosa marcha que encabezaron los docentes este lunes, en el marco de un paro que ahora se extenderá durante toda la semana. Fue una jornada tensa, con un intento de agresión al secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, quien debió ser trasladado en un patrullero.

Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales señalaron que, en caso de que el Ejecutivo no revea los descuentos aplicados a los docentes, habrá una asamblea general de afiliados para determinar los pasos a seguir.

El conflicto se desató a partir de la decisión del Gobierno de eliminar las bonificaciones especiales que desde hace más de 20 años cobraban los docentes municipales. El intendente Arroyo vetó la ordenanza que había aprobado el Concejo Deliberante el 15 de noviembre de 2018.

El municipio abonó sin ese ítem el último mes y descontó lo pagado, con aval de un fallo judicial. "Si no nos pagan lo que corresponde, esto se va a profundizar", advirtió la secretaria de Educación del Sindicato de Trabajadores Municipales, Alejandra Ayek.

Comentá y expresate