Sin posibilidades de ser otra vez el candidato a intendente de Cambiemos, Carlos Fernando Arroyoaseguró que está completando una gestión correcta al frente del municipio, resaltó que quiere otros cuatro años en el cargo porque le queda “mucho por hacer” y recordó que en este tiempo tuvo que lidiar con sectores que siempre le complicaron la tarea y a los que dijo haber enfrentado. “Mar del Plata ya no tiene más dueños. Mar del Plata es de los marplatenses”, dijo esta noche en “Estudio Político”, programa periodístico de Canal 10 que conducen Germán Lagrastay Mariana Gérez.

El intendente, que analiza la posibilidad de integrar la fuerza de Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey y a su vez no descarta ir con la boleta corta de Agrupación Atlántica, inscribió a su partido, que le asegura la participación en las próximas elecciones.

A seis meses de completar su mandato consideró que “sería mucha soberbia” ponerse un puntaje ideal pero aseguró que se calificaría con “7 puntos” por lo hecho. Único invitado en esta edición del programa periodístico que se emite los miércoles a las 20.30 por Canal 10,el jefe comunal se mostró conforme con lo realizado y enumeró logros a los que les dio un valor adicional por la escasez de los recursos disponibles. “Hemos logrado más de lo que la población ve”, insistió.

Entrevistado por los conductores y un panel compuesto por Martín Dantas, Yamila Pecoraioy Javier Germinario, periodistas del noticiero Telediariode Canal 10, citó en particular la remodelación y mejoras en centro de atención primaria de la salud, con hincapié en el recientemente reinaugurado en la esquina de Colón y Salta. También las obras de pavimentación y la ya avanzada iluminación con lámparas led en las principales avenidas, con próximo paso en el frente costanero.

arroyo en ep 2019 6.jpg

De aquel inicio de su mandato puntualizó lo difícil que le resultó arrancar porque encontró muchas deudas y poco margen para ejecutar obras, incluso las más sencillas. “Los vecinos nos reclamaban por arreglo de calles y no teníamos ni piedra, había deudas impagas por 4 millones de pesos y no nos daban ni un cargamento”, recordó de aquellos días.

Hoy asegura que tiene otra realidad y que logró un ordenamiento de la economía municipal, factor fundamental para mantener obras en marcha. De las concluidas mencionó la remodelación del Teatro Municipal Colón y la reciente reparación del reloj histórico emplazado en lo más alto de la sede de gobierno de la comuna.

Insistió Arroyo en las dificultades que afrontó, no solo por el estado de las cuentas que heredó sino porque dice haber sido maltratado desde la política y algunos medios. “Cuando le gané la interna a Baragiola (Vilma) y me perfilé como candidato a intendente comenzó una guerra sin fin contra mi persona y mis actos de gobierno”, denunció.

Con intenciones de continuar en el cargo, inscribió a su partido Agrupación Atlántica para asegurase participación en las próximas PASO mientras evaluaba continuar en Cambiemos o ir en alianza por otra fuerza. En “Estudio Político”anticipó que políticamente va a estar “donde más le convenga a los marplatenses”. “Soy localista, autonomista, de la república de Mar del Plata”, recalcó.

Comentá y expresate