El intendente Carlos Arroyo anticipó su decisión de recurrir a una medida directa en busca de ordenar y prevenir la presencia de animales peligrosos en la vía pública. “Así como pasó con el alcohol, que hice un decreto de tolerancia cero, voy a tratar de legislar con un decreto para parar esta situación”, anticipó tras el ataque de tres perros pitbull a una niña de 9 años.

“Si tenemos que tener tantas prevenciones con un arma por el peligro, un perro es la misma situación”, señaló al referirse a este nuevo caso y sus consecuencias, con una menor que se recupera de una grave lesión en el rostro provocada por las mordeduras.

"Si tenemos que tener tantas prevenciones con un arma por el peligro, un perro es la misma situación", señaló

Dejó abierta la posibilidad de redactar y firmar alguna norma para que sea rubricada por el Concejo Deliberante. “Tenemos que buscarle la vuelta desde el punto jurídico. No puede ocurrir más”, dijo Arroyo.

Consideró que solo personas con alto adiestramiento pueden tener perros que por fuerza mandibular “pueden destrozar a un ser humano”. Por eso insistió que el decreto que con el decreto que plantea “no quiero sancionar, quiero prevenir”. “Fueron 30 años de nada, porque no se hizo nada: se legisló y no se aplicó”, resaltó.

En este sentido anticipó su idea de no pensar en penas, que se aplican sobre hechos ocurridos. Dijo que "me interesa tomar medidas para impedir que perros peligrosos estén en la vía pública, sueltos o incluso se puedan comercializar".

"Ahora es cool tener un perro de no sé que raza y es un error", insistió sobre animales que tienen un perfil agresivo.

También planteó que existe por estos tiempos una moda con respecto a las razas que se adoptan. “Ahora es cool tener un perro de no sé que raza y es un error”, insistió sobre animales que tienen un perfil agresivo. “No pueden estar en la calle o en manos de quien no tiene conocimiento”, afirmó el intendente.

Comentá y expresate