“Hice lo que tenía que hacer y lo haría mil veces”, dijo el intendente Carlos Arroyo al referirse a la decisión de su gobierno de eliminar la bonificación que recibían los docentes municipales, medida que disparó un paro de actividades de trabajadores del sector.

Durante su participación en “Estudio Político” aseguró que lamentó mucho aplicar este recorte pero aclaró que a maestros y trabajadores de la comuna “los engañaron” porque durante años “les pagaron algo que no correspondía”.Destacó que no había ninguna norma que autorizara ese pago que –aclaró- “le costaba 200 millones de pesos por año” al municipio.

Firme en lo que resolvió, fue más allá de este caso en particular y recordó que como intendente su deber es “cuidar cada peso que me confían”. Y que así como los docentes no estuvieron de acuerdo con el recorte y recurrieron a la justicia, desde la comuna hicieron lo propio. “Fui a la Corte y hasta hora me van dando la razón”, remarcó.

Por otra parte valoró el sistema educativo municipal, reconoció como "un éxito" del ex intendente Gustavo Pulti que la provincia se hiciera cargo de 3000 cargos pero también hizo hincapié en que en la actualidad hay más docentes y “el 48% del costo lo paga la municipalidad”.

Comentá y expresate