En el marco de su recorrida por los distintos paseos comerciales de Mar del Plata que este fin de semana reabrieron sus puertas por la prueba piloto que impulsó el gobierno municipal, el intendente Guillermo Montenegro grabó un saludo para el grupo de amigos de Whatsapp de un vecino que le pidió que les explique por qué no se podían juntar.

"Asado todavía no, muchachos", remarcó el intendente, con barbijo, y haciendo con su dedo índice el gesto de "no".

Embed

Montenegro fue más explícito y les dijo "déjense de joder, cada uno en su casa y cuando termine todo esto nos vamos a juntar todos". "Yo también me quiero juntar con mis amigos", agregó.

Mar del Plata comenzó con el segundo día de su prueba piloto de apertura de comercios y peluquerías, que trabajarán este domingo de 9 a 17 bajo un sistema de estrictos protocolos en el marco de la emergencia por coronavirus.

El jefe comunal mandó un mensaje a la población a través de las redes sociales en el que renovó su pedido de "responsabilidad".

Asimismo agradeció "el respeto y la responsabilidad de todos los comerciantes y de cada vecino en esta primera jornada de la prueba piloto, porque vimos que lo tomaron con mucha seriedad, como lo hicieron hasta ahora. Ese comportamiento fue el que nos permitió tener la situación epidemiológica actual, y nos habilitó a tomar esta decisión para reactivar de a poco la economía local".

Comentá y expresate