Un ayudante de Prefectura de Mar del Plata recibió una golpiza por parte de tres delincuentes armados que lo asaltaron y le desfiguraron la cara.

El hecho ocurrió el ocurrió el último sábado en Lebensohn al 3800 y la víctima, de 44 años, permanece internada con un ojo comprometido, producto de la violencia con la que fue atacado.

Según informaron fuentes policiales, el ayudante de Prefectura, identificado como Ricardo Correa, fue sorprendido en su domicilio por los delincuentes que, al notar que se trataba de un prefecto, le exigieron la entrega de su armamento. Al no poder hacerse de las armas, lo maniataron y lo golpearon de forma salvaje.

Tras la golpiza, los delincuentes escaparon con un teléfono celular y una notebook, mientras que Correa permanece en el Hospital Privado de Comunidad.

Comentá y expresate