Un hombre de 35 años murió de un balazo en el pecho, ataque que sufrió en una plaza del barrio 2 de Abril y por el que se encuentran aprehendidas cuatro personas, entre ellas quien sería el presunto autor del disparo.

Fuentes policiales confirmaron que la víctima se llamaba Esteban Ariel Ariza y que por el crimen quedaron aprehendidos en primer momento dos personas de apellido Fernández, padre e hijo (de 45 y 23 años), que también se habían encargado de trasladar al herido hasta el Hospital Interzonal General de Agudos, donde falleció minutos después.

Personal policial apostado en el hospital tomó intervención y a partir de la notificación al agente fiscal de turno se dispuso la aprehensión de los dos sospechosos, además del secuestro del automóvil en el que se desplazaban, un Peugeot 206.

Los dos ahora imputados de homicidio, según se pudo conocer, golpearon a Ariza en una plaza de calle Cisneros al 500. Otras dos personas los acompañaban e incluso habrían participado de la agresión, que culminó con un disparo de arma de fuego. El proyectil ingresó en el tórax, donde quedó alojado y provocó heridas letales.

A partir de estos datos es dispuso la búsqueda de los restantes cómplices del crimen, a quienes se los individualiza, intercepta y detiene cuando circulaban en una van Mercedes Benz en inmediaciones de Ruta 2 y Mariani. Se trata, según fuentes policiales, de Lucas Fernández (hijo y hermano de los anteriores), de 25 años, y Matías Guevara, de 18. Ambos quedaron a disposición de la justicia y, al igual que a los restantes, se los indagará este lunes.

La identificación de la víctima permitió confirmar que se trataba de un hombre con antecedentes penales y pedido de captura vigente en el marco de una causa por encubrimiento, que data de 2016.

El fiscal Fernando Castro, a cargo de la causa, ordenó también el secuestro del vehículo en el que viajaban Fernández y Guevara y otras medidas tendientes a dar con el arma utilizada en el crimen.

Comentá y expresate