Tras el asesinato del marplatense Leandro "Leo" David Maza el jueves pasado en Long Beach, California, Estados Unidos, su familia intentó sin resultados positivos repatriar el cuerpo del hombre de 31 años que había viajado de vacaciones con su novia.

Eliana, hermana de la víctima, pidió ayuda en contacto con Ahora Mar del Plata para que la autoridades políticas y sanitarias permitan el traslado de los restos hasta su ciudad natal, pese a las restricciones impuestas para evitar los contagios de coronavirus.

La joven contó que su hermano, quien trabajaba en Mar del Plata en un taller mecánico, había ido a la casa de una familia amiga cuando comenzó una pelea entre el novio de la hija de los dueños de casa y uno de sus hijos. La violencia de la pelea fue en ascenso y terminó con la muerte de Maza, quien nunca intervino la discusión.

"Cuando ambos se retiraron del lugar, Leo salió a la puerta de la casa y ahí fue apuñalado a traición, él no tenía sus lentes puestos y ve muy poco, lo madrugaron", relató el padre del joven que llegó hasta el lugar para hacer los trámites de repatriación pero no pudieron trasladar el cuerpo desde el hospital, donde fue trasladado pero murió a las pocas horas. "De pasada para que nadie lo agarre, el novio de esta chica lo atacó, pensando que lo quería atrapar, después del cuchillazo mi hijo se cayó al piso y entonces lo quiso atacar de nuevo pero lo pudieron sacar golpeándole con un bate de béisbol", agregó.

"Después del cuchillazo mi hijo se cayó al piso y entonces lo quiso atacar de nuevo", contó el padre de la víctima desde Estados Unidos.

El cadáver permanece en un hospital de Long Beach a la espera de exámenes sanitarios que permitan retirarlo de allí, por protocolos de seguridad de coronavirus, pero su familia desde Argentina y alguos que pudieron llegar hasta el lugar del crimen intentan agilizar los trámites.

La hermana del joven fanático de los autos, que hace pocos días había ido a conocer la casa de Dominic Toretto, el personaje de Vin Diesel en la saga Rápido y Furioso, acusó que se difundieron publicaciones con "informaciones maliciosas" que decían que él había querido atacar al homicida.

Embed

El atacante de Leandro, Edson Eduardo Rufino, un joven estadounidense de 19 años, fue aprehendido el viernes por la madrugada, según consignaron medios locales de California.

"Queremos justicia por mi hermano y poder repatriar sus restos", imploró Eliana en contacto con este medio.

Comentá y expresate