Ashton Kutcher testificó en Los Angeles en el juicio por el homicidio de una amiga, a quien hace 18 años pasó a buscar por su casa y se retiró sin que nadie lo reciba, sin saber que la joven se encontraba muerta del otro lado de la puerta.

El 21 de febrero de 2001, el reconocido actor fue hasta la vivienda de Ashley Ellerin -una estudiante de moda de 22 años- para ir juntos a una fiesta posterior a los Grammy.

"Toqué la puerta y nadie respondió. Volví a tocar y luego otra vez sin recibir respuesta. Para ese momento supuse que se había ido, que yo había llegado tarde y que ella estaba molesta", afirmó.

La ex pareja de Demi Moore dijo que se asomó por la ventana y vio lo que le pareció eran manchas de vino en el piso, pero esto no le alarmó así que se retiró.

"Recuerdo que al día siguiente después de que escuché lo que había ocurrido fui con los detectives y les dije 'mis huellas digitales están en la puerta'. Estaba atemorizado", agregó Kutcher.

El compañero de piso de Ellerin la encontró muerta en el corredor fuera de su baño. Por el hecho, está siendo juzgado Michael Gargiulo, a quien los fiscales calificaron como un "asesino en serie en busca de emoción sexual", que entró a la casa y apuñaló a la joven 47 veces.

Gargiulo se declaró inocente de dos cargos de homicidio y uno de intento de homicidio por ataques cometidos entre 2001 y 2008. También está acusado de asesinar a una mujer de 18 años de Glenview, Illinois, y está en espera de su juicio ahí.

Comentá y expresate