Sonó el teléfono. Era la noche del 28 de diciembre. Nahir Galarza y Fernando Pastorizzo no se escribían ni llamaban desde hacía cuatro días, cuando protagonizaron un violento episodio a la salida de un boliche de Gualeguaychú. Los investigadores todavía no pudieron precisar quién llamó a quien, pero lo cierto es que esa comunicación fue el arreglo del encuentro que tendría pocas horas después y que le costaría la vida al joven de 20 años.

Con un remisero como testigo posterior al crimen, el fiscal y la querella trabajan ahora para reconstruir qué fue lo que sucedió. Lo que se sabe, según la declaración de Nahir, es que ella abandonó su casa con el arma reglamentaria de su padre, efectivo policial. Según su defensa, la rubia sufría violencia de género y temía una golpiza por parte de Fernando.

Pero el peritaje realizado sobre el cuerpo de la adolescente de 19 años no evidenció maltrato alguno. Distinto fue el panorama con el que se encontraron los forenses al trabajar en la autopsia del cuerpo de Fernando: él sí tenía lesiones previas; lo que sostiene la posición de los abogados del joven, que era él quien padecía el perfil “celoso y tóxico” de su novia.

Lo cierto es que, más allá de quién llamó a quién, Nahir fue armada, lo que para muchos supone premeditación. Se subió a la moto de Fernando y, por el lugar en el que finalmente se produjo el asesinato, los abogados de la familia Pastorizzo insisten en que la pareja se dirigía hacia la casa de la abuela de la joven. “Por el lugar en donde en definitiva se produce el hecho, le debe haber pedido que la lleve para la casa de la abuela”, advirtió el letrado Rubén Birré.

Un remisero pasó por la zona y declaró haber visto a Fernando en el piso y a una chica que parecía estar socorriéndolo. Pero, al regresar para colaborar, la joven ya había abandonado el lugar. En ese mismo momento, las cámaras de seguridad cercanas registraron a las 5.22 la figura de una joven muy parecida a sólo seis cuadras de donde se encontraba el cuerpo de su novio y caminando en la dirección opuesta.

Comentá y expresate