Nati Jota fue noticia el jueves por una drástica decisión. Pasó por el quirófano para una reducción mamaria y se sacó varios centímetros del escote que hasta ahora, era famoso por su gran tamaño. La influencer estaba cansada de que todas las miradas se enfocaran en el pecho: "Quiero que me miren a la cara cuando hablo", contó.

Nati estuvo acompañada por su novio, Bruno Siri, en la clínica, y después de la euforia, los nervios y la ansiedad por la cirugía, llegó el momento de la verdad: el primer cara a cara con sus nuevas lolas. ¿Qué pasó? La influencer está totalmente fajada, así que lo que reina es la incertidumbre. No tiene ni idea de cómo salió la operación, aunque ya se vislumbra un tamaño más modesto.

nati jota 1.jpg

La integrante de Redes actualizó a sus seguidores sobre el postoperatorio y fue muy sincera. Dejó entrever algo de angustia por el look final. "Cuando te levantás fajada y te acordás de que ayer te operaste las tetas y ni idea cómo te van a quedar", escribió, junto a la postal del cambio.

nati jota 2.jpg

La mayoría de los seguidores le mandó fuerzas y buenas energías para la recuperación. Pero también hubo comentarios repudiables. Algunos dijeron que iban a hacerle "unfollow" porque sólo les interesaba ver su prominente escote. Uno en particular se pasó de machista: "Ahora te quedás sin trabajo, sin admiradores y sin novio".

Nati había adelantado su decisión en una nota radial que dio el año pasado. Explicó que tenía dos motivos: "Primero, tener tetas antes era moda. Ahora la ropa está pensada para chicas más planas. Segundo, me duele la espalda y además, estéticamente no me gusta. Es difícil estar erguida frente al mundo porque te da vergüenza".

Comentá y expresate