En el día de hoy Sergio Massa asumirá como “súper ministro” de Economía, Producción y Agricultura. Luego de su asunción se espera que de a conocer sus primeras medidas, que buscarán mejorar las expectativas de inversores y consumidores. El principal foco de las medidas estará puesto en conseguir dólares para fortalecer al Banco Central. El objetivo de corto plazo es estabilizar el dólar financiero y achicar lo mas posible la brecha cambiaria.

image.png

Lee también: El Presidente le toma juramento a Massa como ministro de Economía y se esperan anuncios

El objetivo sería no sólo ofrecer un tipo de cambio o condiciones más competitivas para que el agro acelere la exportación y liquidación de dólares, sino definir otros sectores estratégicos que también entrarían dentro del mismo esquema. Entre las opciones que se barajaron está la posibilidad de ir hacia un esquema similar a un desdoblamiento cambiario, pero también la opción de dar algunos incentivos fiscales a los exportadores.

El foco está puesto en los cerca de USD 15.000 millones que los productores agropecuarios aún no vendieron. El “dólar soja” anunciado la semana pasada por la ex ministra Silvina Batakis no tuvo la recepción esperada. Resultó un beneficio demasiado acotado y muy difícil de implementar. Por eso, se espera que ahora esta alternativa sea reformulada completamente.

El Banco Central ayer terminó con un saldo negativo de USD 170 millones por su intervención en el mercado de cambios y en los dos primeros días de agosto ya vendió USD 300 millones, además de los USD 1.200 millones que perdió el mes pasado. Aquí se mezclan las importaciones de energía que continúan en elevados niveles y al mismo tiempo la reticencia de los productores agropecuarios a vender a la espera de las próximas medidas. Es por esta razón que es necesario que se implementen medidas concretas, sin demoras ni jugando a medias.

Además de la necesidad de recuperar y fortalecer al Central, la atención también está puesta en el mercado de pesos. La gran emisión monetaria sigue siendo uno de los temas más complejos. Aún si finalmente se logra controlar el déficit fiscal, los vencimientos de Leliq y pases del BCRA ya suman $ 350.000 millones por mes, a lo debe agregarse la necesidad del Tesoro de hacer frente a su propia deuda. En total, luego de la suba de tasas de la semana pasada la cuenta asciende a $ 420.000 millones, aunque en buena medida buscarán pagarle con emisión de nuevos bonos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate