La detención de un hombre que ingresó con un arma blanca al templo "Jesús te ama", de la avenida Colón al 4.200 y amenazó a su sereno sembró preocupación en la comunidad de fieles. Sin embargo, Mariano, víctima del ataque, enmarcó el incidente en una serie de ataques contra el lugar más allá de los fines de robo.

Mariano, quien trabaja como seguridad durante la noche, reconoció en diálogo con Ahora Noticias que llegan personas "a toda hora" pidiendo abrigo y comida, las cuales reciben la asistencia, pero que en las últimas semanas notaron un incremento de actos vandálicos.

"Hay gente que quiere hacerle daño al lugar", reconoció el custodio del templo ubicado a pasos del centro comercial San Juan, que debió reforzar sus medidas de seguridad.

En el último de los ataques, un hombre ingresó primero a pedir una campera y luego de conseguirla, volvió, "tambaléandose", para amenazar a los gritos a la persona que lo había atendido. "Al primer indicio del ataque llamamos al 911 y la policía llegó rápido y pudo detenerlo, era un chico joven de entre 20 y 24 años", describió el sereno.

Cuando la persona procedió a identificarlo, encontraron oculto entre su ropa un cuchillo del tipo Tramontina.

"Para mí no era para robar, buscaba otra cosa y miraba para el interior del templo", graficó.

En los últimos días, recibieron piedrazos contra la fachadas, rotura de vidrios y la vulneración de la puerta principal del acceso al templo.

Consultado por si estos episodios modificarán los horarios o la modalidad de atención en el lugar, el damnificado advirtió que "seguirá todo igual, al servicio de la comunidad".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate