Una anciana que vive en las inmediaciones de Ituzaingó y De Los Viñedos en Concordia, y es propietaria de unos departamentos para alquilar, comentó que la visitaron tres personas supuestamente interesadas por uno de ellos, pero que minutos después la asaltaron cuando estaba con su hija que padece discapacidad.

Mientras la ataban de pies y manos le pedían más dinero, aunque ya le habían sacado unos $20.000 que tenía ahorrados. Los malvivientes también se llevaron un equipo de música, una guitarra y una computadora. "A mí me entregaron y fue un vecino que vive por acá", afirmó la víctima.

Todavía conmovida por lo que le pasó, la mujer le dijo aEl Sol que "esto nos pasó hace unos días, a eso de las 4 de la tarde, cuando vinieron tres personas, dos hombres y una mujer rubia, de ojos claros, a preguntar, porque yo tengo unos departamentitos para alquilar".

"Les mostré todo, aunque apenas puedo caminar con mis 71 años. Yo estaba con mi hija discapacitada porque mi esposo se había ido a hacer un mandado y, en ese momento, uno de los hombres le preguntó al otro si le gustaba el departamento y ahí me apretaron la boca y me ataron toda mientras me decían que era un asalto”, contó con la mujer.

Asimismo, agregó: "Yo les pedía por favor que no nos hicieran nada, pero me ataron toda, las manos y los pies, me tiraron al suelo en una esquina mientras me pedían ¡la plata, la plata! En ese momento les dije donde estaba, que vayan y que la buscaran, que eran unos $20.000 que tenía ahorrados, les dije que la plata no me importaba pero que no nos hicieran daño”.

“Eran dos hombres y una mujer, era gente joven, la mujer era rubia y de ojos claros, y los hombres eran trigueños -recordó-, me hicieron un desparramo en la casa, me tiraron todo al suelo mientras yo le rezaba a Dios por mi hija discapacitada. Yo pensé que me la iban a matar, la podrían haber matado porque la habían tirado en un costado mientras nos dejaron un desastre en la casa”, concluyó.

Comentá y expresate