Nicolás Gabriel Carrizo, de 27 años, fue detenido el día de ayer en conexión con el atentado contra la Vicepresidente, Cristina Fernández de Kirchner. Resulta curioso que apenas un día después del atentado, el 2 de septiembre, Gabriel Carrizo, se presentaba en los canales de televisión denunciando que recibía "amenazas por redes sociales". En estas entrevistas, el sospechoso reveló que él era quien lideraba el emprendimiento de la venta de algodones de azúcar, ahora conocido como "la banda de los copitos" en la que participaba Brenda Uliarte, novia de Fernando Sabag Montiel, quienes ahora son los principales acusados en la causa.

Según las indagaciones, el último domicilio que el detenido informó a las autoridades se ubica sobre la calle Ángel Pache, en el partido de Morón, y consiste en una vivienda de una sola planta, precaria y deteriorada. El resto de las viviendas de la zona se encuentran en una situación similar. Asimismo, Gabriel Carrizo no tiene un empleo en blanco desde el 2016, cuando trabajaba en una empresa de artefactos de ventilación. Además, entre junio y noviembre del 2014 había trabajado en una cadena de comida rápida.

A pesar de no haber trabajado desde esa fecha, tampoco figura en los registros oficiales como beneficiario de algún plan social, aunque se sabe que lideraba el emprendimiento de la venta de algodones de azúcar.

image.png
Nicolás Gabriel Carrizo junto a Brenda Uliarte, ambos ahora implicados en el caso del atentado contra la Vicepresidente.

Nicolás Gabriel Carrizo junto a Brenda Uliarte, ambos ahora implicados en el caso del atentado contra la Vicepresidente.

Al mantener vínculos con Sabag Montiel y Uliarte, Gabriel Carrizo fue llamado por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) a declarar como testigo y acceder a su celular. Éste quedo en manos de las autoridades, y, al acceder a los datos allí guardados, encontraron que él tenía conocimiento del ataque.

Ayer le habrían comunicado que ya podía ir a buscar su teléfono celular, y, al concurrir al lugar, le informaron que iba a quedar detenido y había una orden de captura en su contra. De esta forma, Nicolás Gabriel Carrizo ahora queda a disposición de la jueza federal María Eugenia Capuchetti y del fiscal Carlos Rívolo, quienes están a cargo del caso y deberán indagarlo en los próximos días.

“¡Seguro el próximo sos vos, Alberto! ¡Tené cuidado! El Gobierno es vulnerable, y espero que les quede claro... Nosotros somos los que mantenemos estos parásitos ahí arriba, van a juzgar a una persona que le estaría haciendo un gran favor a toda la Nación Argentina”, expresó Gabriel Carrizo a través de su estado de Whatsapp, a las 23:57, apenas unas horas luego del atentado.

Así pues, al ser entrevistado junto a quienes luego fueron identificados como Miguel Ángel Castro Riglos, Sergio Orozco, Leonardo Volpintesta y Lucas Acevedo, Gabriel Carrizo afirmó al ser preguntado sobre supuestas actitudes violentas de Sabag Montiel contra Brenda Uliarte: “No vinimos por eso nosotros. Vinimos por otra cosa. Vinimos a aclarar que no somos cómplices de lo que pasó. Nos están amenazando. Y cuando salgamos a la calle, nos puede pasar algo. Nos están diciendo que somos un grupo terrorista. Yo me dedico a hacer algodón de azúcar”.

Comentá y expresate