Según la jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo, el atentado contra la Vicepresidente, Cristina Fernández de Kirchner. fue planificado por Fernando Sabag Montiel y su novia, Brenda Uliarte, con el objetivo de matarla. Esta lectura surge del análisis de las cámaras de seguridad de la zona y los datos extraídos de los teléfonos celulares. Además, acorde a lo que informan diferente fuentes, Uliarte estuvo en los días anteriores al atentado en la esquina de Juncal y Uruguay, donde se juntaban los militantes en apoyo a CFK.

Sin embargo, una fuerte cercana a la causa afirma que "esto no se corta en ellos dos. Acá hubo organización y premeditación en los días previos en torno a la casa de Cristina Kirchner. Hubo inteligencia previa”.

Por otro lado, según resolvió la jueza, el secreto sumario fue levantado esta tarde. Esto sucedió luego de que se hayan filtrado las fotos de la tarjeta SIM y la memoria del teléfono de Sabag Montiel. En ellas, se puede observar a la pareja posando con el arma Bersa calibre 32 que fue utilizada luego en el atentado contra la Vicepresidente.

Recordemos que el teléfono del atacante fue reseteado de fabrica mientras la Policía Federal Argentina (PFA) intentaba extraer información. Actualmente la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) se encuentra intentando recuperar los datos perdidos. Luego de esta embarazosa situación, los funcionarios del juzgado de Capuchetti y los técnicos de la PFA fueron fuertemente cuestionados después de esta fallida pericia y por cómo llegó el celular a la sede de la PSA. Cabe destacar que el teléfono llegó en un sobre abierto que fue entregado por una cabo de la PFA luego de que el secretario del juzgado se bajara del auto que había salido con el dispositivo de Comodoro Py.

image.png
Fernando Sabag Montiel posando con el arma con la cual después gatillo a CFK.

Fernando Sabag Montiel posando con el arma con la cual después gatillo a CFK.

Así pues, tanto las fotos extraídas del teléfono de Sabag Montiel y las imágenes de la cámara de seguridad serán mostradas a los acusados cuando estos sean indagados el martes a la tarde por la jueza y el fiscal. El atacante ya se había negado a declarar el viernes pasado, pero a luz de esta nueva evidencia fue convocado para ampliarle la acusación. Por su parte, Brenda Uliarte fue detenida el domingo por la noche en la estación de tren de Palermo y todavía no fue interrogada.

En declaraciones públicas anteriores de Uliarte, ella había afirmado que no tenía nada que ver con el ataca y que no veía a su pareja desde hacía dos días. Las imágenes y otra evidencia demuestran que eso no era verdad.

Además cinco amigos de la pareja declararon durante todo el lunes ante el juzgado y dejaron sus teléfonos celulares, que ahora están siendo peritados por la PSA.

Por ahora, del análisis de los investigadores surge que todos tenían una intensa actividad como “odiadores”. En lo que resta, en la causa solo se encuentran imputados Sabag Montiel y su novia, que quedan ahora comprometidos con la planificación del ataque.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate