Tras un allanamiento, la policía detuvo a uno de los delincuentes que robó la semana pasada, en el mismo día, en las dos sucursales de la panadería "La dulzura de mis viejos", ubicadas en el barrio Don Emilio.

Los efectivos de la comisaría Nº11 registraron el domicilio de uno de los sospechosos, secuestraron una carabina y ropa usada el día que se cometieron los robos. Allí procedieron a detener al imputado.

Además, esa misma semana ya habían intentando detenerlo y pudo escaparse tras tirarle agua hirviendo a los efectivos policiales. Por este motivo, también se le formó una causa por "delito de resistencia a la autoridad", con intervención de la fiscalía de Flagrancia.

Seguidamente se anotició del resultado de la diligencia al fiscal Berlingeri quien dispuso que se notifique al delincuente de la formación de causa por el delito de "robo agravado por el empleo de arma de fuego", y que sea remitido a la Unidad Penal 44 de Batán. Se continúan con tareas investigativas a los fines de establecer la identidad del autor restante.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate