Tras un allanamiento en el barrio San Cayetano, la Delegación Departamental de Investigaciones detuvo a un delincuente que salía a robar con una tobillera electrónica.

El joven de 23 años, que gozaba del beneficio de arresto domiciliario, robó a fines de diciembre en un supermercado ubicado en Luro y Alió junto a un cómplice. Ambos intimidaron con armas a los empleados del lugar y se fugaron a pie.

Tras la investigación dirigida por el fiscal Fernando Berlingeri identificaron al delincuente como uno de los autores del delito de “robo agravado”. El allanamiento se efectivizó en Rivadavia al 7200 y el ladrón fue trasladado a la cárcel de Batán.

Comentá y expresate