El Gobierno autorizó desde la medianoche del viernes un aumento del 5% en naftas y gasoil, tal como venían reclamando las petroleras. Si bien el congelamiento de precios tenía vigencia hasta el 13 de noviembre próximo, la Secretaría de Energía aprobó que se realizara el ajuste.

La suba autorizada a las petroleras es la segunda que se adopta tras el congelamiento de los combustibles dispuesto por 90 días tras las elecciones primarias del 11 de agosto.

Es la segunda suba que se adopta tras el congelamiento de los combustibles dispuesto por 90 días.

Fuentes oficiales informaron que la autorización de la Secretaría será del 5% para los combustibles y para el valor del dólar que se utiliza de referencia para la comercialización de crudo que pasará de $49 a $51,77.

La Secretaría explicó que la medida se adopta con el objetivo de amortiguar el impacto de la finalización el 13 de noviembre, del periodo de vigencia establecido en el Decreto 566/2019 en los precios en surtidor.

"Con el objetivo de amortiguar el impacto de la finalización el próximo 13 de noviembre del período de vigencia establecido en el Decreto 566/2019 en los precios en surtidor, el Gobierno autorizará una suba del 5% de los combustibles y del dólar de referencia para el precio del crudo, que se establece en $ 51,77", señaló el comunicado oficial.

El aumento, que será reconocido para los precios en el surtidor desde el viernes 1 de noviembre, busca también prevenir eventuales problemas de desabastecimiento que pudieran ocurrir y que la SGE se encuentra monitoreando de forma permanente junto con las entidades empresarias y de consumidores.

El aumento busca también prevenir eventuales problemas de desabastecimiento que pudieran ocurrir.

El Decreto 601 del 30 de agosto de 2019 faculta a la Secretaría de Gobierno de Energía (SGE) a dictar los actos que resulten necesarios para ir normalizando los precios del sector con el fin de proteger al consumidor, velar por la seguridad del abastecimiento y sostener el nivel de actividad.

Comentá y expresate