El Gobierno nacional autorizó un aumento en los servicios de telecomunicaciones. De esta forma, las facturas de internet, cable y telefonía podrán tener un incremento cercano al 5% durante el próximo mes.

Por la pandemia de coronavirus, las empresas de telecomunicaciones ajustaron sus planes una sola vez este año, en marzo, entre el 9% y el 35%. Luego pretendieron subir otro 15% en septiembre, pero llegó el DNU 690 del Gobierno que congeló las tarifas hasta diciembre. Además, el decreto definió a las telecomunicaciones como un "servicio público esencial", lo que significó que ya no podrán retocar las tarifas a su criterio, sino que necesitan la autorización oficial.

De todas formas, las empresas del mercado deberán devolver aumentos que se hubieran realizado de manera indebida en los dos primeros meses del año.

Personal, Fibertel, Cablevisión y Telecentro, que tienen siguen con sus planes de ajustar entre un 20% y 23% todos sus servicios, pero no podrán hacerlo en más de un 5%. La decisión ya fue adoptada y se hará oficial en las próximas horas.

Frente a estos incrementos arbitrarios y muy por encima de la inflación es que la administración de Alberto Fernández resolvió este año intervenir a través del DNU 690 que declaró al sector como servicio público esencial, y fijó la intervención del Estado para determinar las alzas.

Las compañías atribuyeron las fuertes subas de los años 2018 y 2019 a la suba de costos y a que muchos de sus insumos están atados al dólar, por lo que las megadevaluaciones del peso impactaron en los precios finales de los servicios de telefonía celular, fija, internet y TV por cable.

Comentá y expresate