Después de las victorias de Diego Schwartzman, Federico Delbonis y Leonardo Mayer, en el Masters 1000 de Madrid, Juan Martín Del Potro (6° ránking ATP y 4º preclasificado del torneo) no fue menos y derrotó al bosnio Damir Dzumhur (32°) por un doble 6-3.

Así obtuvo el pase a octavos de final, donde se las verá el jueves con el serbio Dusan Lajovic (95°), quien le ganó por un doble 7-6 (doble 7-1 en los tie breaks) al francés Richard Gasquet (29°). Además, Delpo quedó a dos victorias de subir otro escalón en el ránking.

Para el argentino, que por estar entre los ocho mejores preclasificados quedó libre en la primera ronda, es su primer torneo de la temporada de polvo de ladrillo, luego del descanso que se tomó al terminar los Masters 1000 de cemento en EE.UU. Debutó frente a un rival con el que sólo se había enfrentado una vez, con victoria en Delray Beach de 2017 (7-6 [7-5], 4-6 y 6-3).

El argentino comenzó sólido y ganó su saque dejando en cero al rival. El bosnio también arrancó con tres aciertos, pero Delpo descontó 30-40 y una curiosa definición cerca de la red terminó de inclinar la balanza para el europeo. El número seis del mundo golpeó en el primer break a favor y defendió con su saque para el 4-1 parcial.

En el sexto juego Delpo manejó los tiempos y estuvo tres quiebres arriba, Dzumhur levantó dos pero perdió el punto con un error no forzado. Curiosamente, en su primera chance de quiebre el bosnio también le arrebató el saque al argentino y siguió la levantada con su servicio. Pero Del Potro, con algunos nervios, pudo ajustar a tiempo para lograr imponerse y culminar 6-3 el primer set.

No pudo tener un comienzo más auspicioso el segundo que lograr el quiebre en el primer saque rival. Además, Delpo se quedó con un punto largo en el que en medio levantó un quiebre para sacar dos de diferencia. Ambos defendieron su saque hasta el noveno juego en el que el argentino sacudió la férrea defensa de su rival a puro drive y logró el quiebre final en su segundo match point, para el 6-3 con el que se cerraron cifras.

La Torre de Tandil tiene en este torneo la chance concreta de volver a meterse en el top 5 por primera vez desde febrero de 2014. Sin depender de otros resultados, regresará a ese grupo si llega a semifinales, ya que en ese caso desplazará del quinto lugar al croata Marin Cilic, que no juega en Madrid.

También está para Delpo la posibilidad de crecer incluso más en el listado de ATP. Será cuarto en caso de llegar a la final -desplazaría al búlgaro Grigor Dimitrov, quien cayó en su debut frente al canadiense Milos Raonic- y hasta puede ser tercero si gana el torneo y el otro finalista no es Alexander Zverev.

Claro que un título en este torneo parece fuera de la lógica, considerando que entre otros grandes candidatos está el número 1 del mundo y defensor del título, Rafael Nadal, quien ni siquiera perdió un set sobre polvo de ladrillo este año. Delpo se cruzaría con él en semifinales.

(Fuente: Clarín)

Comentá y expresate