Los concejales que compusieron la comisión conjunta de Movilidad Urbana y de Legislación, Interpretación y Reglamento del Concejo Deliberante concordaron en que "un aumento en la tarifa de los taxis y remises es necesario".

De esta manera, la bajada de bandera pasará a costar 210 pesos y cada ficha costará 14 pesos. Este nuevo aumento será oficializado la próxima sesión ordinaria.

"Desde nuestro bloque creemos que debe haber una actualización tarifaria. Desde el bloque de Juntos creemos que la bajada de bandera debe costar 210 pesos y 14 pesos cada ficha", afirmó el jefe de la bancada oficialista, Agustín Neme.

Desde el bloque opositor del Frente de Todos dijeron que "no van a obstruir esta recomposición de la tarifa". De todas formas, se abstuvieron en la votación y pidieron que "se mejore el servicio".

Por su parte, Angélica González de la Coalición Cívica dijo que el ajuste es necesario pero pidió que se adecue el servicio a los tiempos que se vive. "Este aumento tiene que venir acompañado con una mejora del servicio", remarcó al acompañar el expediente.

Embed

NOTICIA EN DESARROLLO.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate