Nuevas obras de mantenimiento y mejoras se siguen llevando adelante en distintos puntos de Pinamar. En particular, el área de Servicios Urbanos e Infraestructura empieza a dar por concluida la obra de cañerías y bombeo para poder ganar función de desagüe en las calle Azopardo, Rosales, Betbeder y Comodoro Py, en la localidad de Valeria del Mar.

El proyecto de desagües pluviales en Valeria del Mar apunta a una cuenca que presenta anegamientos reiterados en Av. Azopardo entre Rosales y Betbeder.

"En esta obra resolvimos dicho sistema pluvial mediante la ejecución de 300 metros de conducto a gravedad. De los cuales 135 metros fueron colocados en veredas de Av. Azopardo y 165 metros en calzada de calle Betbeder. Acompaña a la ejecución de dicho conducto la construcción de sumideros, cámaras de inspección y badenes. El porcentaje de precipitación que forma parte de la cuenca que no se ha infiltrado e ingresa al sistema pluvial mediante los nuevos sumideros construidos, es conducida a un recinto de infiltración a excavarse en la zona de médanos", explicó el Ingeniero Sergio Sartori, del equipo de Servicios Urbanos.

Cabe destacar que la disponibilidad de agua dulce en la zona está dada por la freática alimentada por la infiltración, por lo que resulta imperioso preservar ese proceso e incorporarlo al diseño hidráulico. Es por ello que se ha proyectado el sitio de infiltración en un espacio abierto ubicado en el cordón medanoso.

El secretario Javier Mendía brindó más detalles sobre este importante proyecto que comenzó en 2020. "En la zona teníamos dos lagunas muy profundas en las que requeríamos un trabajo. Luego de realizar un estudio, determinamos la necesidad de llevar adelante este proyecto. Tuvimos que encararla directamente por administración para acelerar los tiempos y reducir gastos ya que utilizamos material que ya teníamos disponible en el Corralón Sur. Dispusimos la maquinaria necesaria y, con la ayuda de CALP, resolvimos el tendido de las cañerías de ese espacio en particular", dijo.

El ingeniero Mendía explicó que con esta obra "se busca resolver todo la problemática generada por esas dos lagunas. Las cuencas infiltrarán hacia el médano costero, es el mejor lugar de infiltración para provocar equilibrio".

"Además de la cuestión ambiental, resolver esas cuencas mejorará la disponibilidad del personal que consumía muchísimo tiempo ese es lugar ante cada lluvia, por mínima que fuere", concluyó Mendía.

Comentá y expresate