A tres días de la visita oficial del Jefe del Departamento de Estado norteamericano, Rex Tillerson, a la Argentina, en el marco de una gira latinoamericana en la que puso especial énfasis en rechazar la "alarmante" relación de China y de Rusia con la región, el Gobierno dio muestras de avanzar en su "asociación estratégica" con Moscú y defendió su vínculo con Beijing.

Tillerson, quien se reunió con el presidente Mauricio Macri el lunes pasado en la Casa Rosada, había considerado "alarmante" que China sea "el mayor socio comercial" de Argentina, Brasil, Perú y Chile, así como la incidencia de Rusia en la región, y ratificó que Washington "seguirá siendo el socio más estable, fuerte y duradero de América Latina".

Sin embargo, el Gobierno nacional ratificó en las últimas horas su objetivo de profundizar las relaciones comerciales con Rusia y China.

En primer lugar, la Cancillería argentina anunció hoy "avances concretos" en el comercio bilateral con Rusia, así como "en proyectos de cooperación e inversiones" con la intención de ambos países de "profundizar su asociación estratégica".

"Comparado con los actuales USD 900 millones de comercio bilateral, tenemos un potencial gigante para la expansión del comercio y la inversión", indicó en su cuenta de Twitter el Secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser.

El Palacio San Martín destacó que culminó hoy en Moscú la XIII Comisión Intergubernamental Argentino-Rusa para la Cooperación Económico-Comercial y Científico-Tecnológica (COMIXTA), con la idea de "potenciar tanto la relación comercial como la cooperación en diferentes áreas fundamentales como transporte, agroindustria y ciencia y tecnología".

“La estructura del comercio bilateral de nuestros países muestra con claridad la complementariedad de nuestras dos economías. Si a ello se suma la competitividad de la oferta agroindustrial argentina y la importante demanda de estos productos por parte de los consumidores rusos se puede vislumbrar que el comercio bilateral crecerá rápidamente”, consideró Reyser, al inaugurar la reunión bilateral.

En paralelo, el embajador argentino en China, Diego Guelar, aseguró que "la época de los imperialismos está agotada. Hoy hay una ecuación multipolar muy clara en el mundo y eso hace bien, no hay lugar para posiciones imperiales, vengan de donde vengan".

Por si quedaban dudas, el diplomático argentino difundió hoy declaraciones a agencias internacionales en las que afirma que en Argentina, están "presentes y creciendo" importantes empresas chinas en el sector financiero, en infraestructuras, transporte y energía, una tendencia que "no tiene reversión" y va en aumento.

"En este momento, China tiene un rol importantísimo con todos los países latinoamericanos, tanto en el tema comercial como en el financiero y de inversiones. Es un proceso que irrumpe en los últimos diez años y en el cono sur está muy consolidado", añadió.

Comentá y expresate