La crisis económica que vive la Argentina es insoslayable y el Gobierno sabe que estirar la situación hasta las elecciones generales del 2023 es una opción cada vez menos viable, por lo que varios miembros del oficialismo salieron a pedir a la oposición un consenso para apaciguar la coyuntura actual. Así lo hizo el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, quien firmó en Florencio Varela la adhesión al programa Buenos Aires CREA, al igual que lo hizo en Alberti.

En Florencio Varela, Kicillof cuestionó el rol de la oposición y remarcó algunas acciones inconclusas que dejó la gestión de María Eugenia Vidal en la Provincia de Buenos Aires, señalando que fue "una etapa en donde las cosas se prometían y en los canales de televisión, muchas veces porteños, se decía que se estaban haciendo un montón de cosas, pero en la Provincia vivíamos una época de mucho abandono".

Entonces dijo que el barrio de Las Margaritas, donde se hizo una nueva entrega de viviendas, estaba "parado" al inicio de su gestión, al igual que "las escuelas, los hospitales, las rutas prometidas y los famosos y mentirosos 3.000 jardines de infantes, que nunca se empezaron".

image.png

Aunque se posicionó rotundamente en contra de la gestión anterior en la provincia y también de la anterior administración nacional y le pidió a la oposición "un poco más de humildad"; "respeto a un pueblo que sufrió sus políticas"; "conciencia y responsabilidad cuando se ponen a hablar desde la tele y coherencia cuando vienen a decir que van a hacer lo contrario a lo que hicieron cuando tuvieron la oportunidad", matizó en la necesidad del gobierno y pidió también colaboración.

"Nosotros no somos del odio, ni de la agresión ni de la violencia. Vivimos cuatro años de esas desgracias y hoy necesitamos ayuda, también de nuestra oposición ”, dijo el gobernador bonaerense.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate