La historia de los Superministros de Economía tiene a Domingo Cavallo como el último exponente que quiso hacer uso de esos superpoderes económicos. La experiencia fue traumática y duró muy poco. Asumió el 15 de abril y renunció el 18 de diciembre del 2001, un día antes de la renuncia del presidente del gobierno de la Alianza, Fernando de La Rua y de la caída de ese gobierno.

En el caso de la llegada de Sergio Massa, al parecer la situación no es tan compleja en el aspecto político y económico como aquella que generó la devaluación del peso más traumática de la historia, pero de todas formas es importante destacar el complicado contexto institucional político y económico en el que llega Sergio Massa como ministro de Economía Producción y Agricultura.

Por lo tanto conviene destacar los siguientes puntos:

  • 1 Es la primera vez en la historia argentina que en menos de un mes hubo 3 ministros de Economía. Martin Guzmán que renunció del 2 de julio, Silvina Batakis que llegó el 4 y renunció el 27 y Sergio Massa que fue nombrado ayer pero que asumiría el próximo martes 2 de agosto. Solo hubo un hecho parecido cuando en julio del 89, en el primer gobierno de Carlos Menem, estuvieron Miguel Roig y Mario Rapanelli quien tuvo que reemplazar a Roig el 15 de julio, quien había fallecido el 14 de julio después de asumir el cargo el 9 de ese mismo mes.
  • 2 También es la primera vez que un Presidente de la Cámara de Diputados llega al cargo de ministro de Economía con todo lo que eso implica. Massa manejo hasta ahora las principales leyes que se aprobaron en el Congreso de la Nación. En ese aspecto hay que destacar su importante tarea para aprobar el nuevo acuerdo de refinación de la deuda por unos 45.000 millones de dólares con el FMI.
  • 3 Massa llega luego de una de las mayores corridas cambiarias históricas de la Argentina. Esta comenzó el 8 de junio pasado cuando muchos bancos y fondos comunes de inversión decidieron no renovar las Letras del Tesoro en pesos indexadas por la inflación y que se espiralizó con la renuncia de Guzmán al ministerio de Economía y su reemplazo por Silvina Batakis. El dólar blue pasó de 210 pesos hasta el máximo de 340 pesos del viernes de la semana pasada pero cerrando este viernes en 298 pesos. En tanto que el riesgo país pasó de 2000 a casi 3000 puntos en el mismo periodo aunque este viernes cerró en 2300 puntos. Lo que muestra un cambio de humor de los mercados que no se sabe hasta cuando podría durar.
  • 4 A esto hay que sumarle el endurecimiento de la política monetaria del BCRA que el jueves decidió subir en 8 puntos la tasa de interés de Leliq para llevarla del 52 al 60 % anual realizando la mayor suba de tasas de interés desde que asumió este gobierno, siendo esto una especie de señal para comenzar a reducir el último festival de emisión monetaria que impactará a fin de año. La intención del BCRA es lograr también que gran parte de los pesos se trasladen a depósitos a plazo fijo de los bancos que comenzaron a ofrecer tasas mensuales del 5 por ciento.

La llegada de Massa al gobierno se produce también en medio de un pico inflacionario donde la mayoría de las consultoras económicas locales calculan que la inflación mensual de julio podría estar entre el 7 y el 10 % y en agosto también podría superar el 10 %.

image.png

Fuente: Infobae

Con estos números una gran parte de las consultoras ya proyectan una inflación anualizada cercana al 100 por ciento para principios del año próximo. Las proyecciones de consultoras privadas fueron corregidas al alza, aumentando el piso para la inflación de julio de 6% a 7%. Este es uno de los principales problemas que deberá enfrentar el equipo económico de Sergio Massa.

De acuerdo a los trascendidos y rumores que corren en el mercado financiero local y en Wall Street, el principal objetivo de los economistas que formarán parte del equipo de Massa sería lograr estabilizar el valor de los dólares paralelos financieros alternativos y del dólar blue en valores cercanos a los 240 pesos que son cotizaciones que se registraban antes de la renuncia de Martin Guzmán y también intentar que el BCRA pueda comenzar a acumular dólares para mejorar la posición de las reservas internacionales líquidas.

Con respecto a este último punto por lo que pudo saber AHORA Massa podría instrumentar una especie de desdoblamiento cambiario hasta diciembre próximo. La intención sería que los productores de soja puedan liquidar su cosecha a valores del Dólar MEP que ayer cerró en 302 pesos para incentivarlos a vender los granos que todavía no fueron vendidos. Una mejor alternativa que la que anunció el miércoles pasado el BCRA.

Fuentes cercanas al equipo económico de Massa manifestaron a AHORA que calculan que mediante ese desdoblamiento cambiario lograrían que los productores liquiden unos 10.000 millones de dólares hasta fin de año. En el mercado financiero se comenzó a llamar a este futuro nuevo tipo de cambio como el “Dólar Massa”. Entre las alternativas para aumentar la posición de dólares también se estaría evaluando la posibilidad de vender las tenencias accionarias de la ANSES de empresas privadas que están dentro del Fondo de Garantía y Sustentabilidad (FGS) a esas mismas empresas.

La gran duda de los analistas financieros locales es si el nuevo Superministro logrará evitar las presiones sobre el dólar en el mercado oficial de cambios que en la actualidad está en 135 pesos mientras que el blue llega a los 298 pesos marcado una brecha cambiaria del 130 por ciento.

image.png

Cotización del dólar oficial y los dólares alternativos, fuente: Infobae

Con respecto a una futura devaluación del peso hay que destacar que el actual presidente del BCRA Miguel Ángel Pesce, por ahora esta asegurada su continuidad en el cargo, está en contra de lo que en el mercado llaman una devaluación ordenada. Esto sería un aumento del valor del dólar oficial que no sería superior al 30 % para poder reducir la brecha cambiaria no solo desde la baja de los dólares financieros alternativos sino también por un incremento del valor del dólar oficial.

Algunos analistas financieros plantean ese escenario a sus clientes pero expresan en sus informes confidenciales que el mismo tiene un bajo nivel de probabilidad de ocurrir. Como dato hay que destacar que el único salto del dólar oficial durante el kirchnerismo fue en enero de 2014. En ese entonces se produjo una devaluación del peso del 25 % en el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner con Axel Kicillof como ministro de Economía.

Las últimas dos grandes devaluaciones del peso fueron las de enero del 2002 en el Gobierno de Eduardo Duhalde cuando paso de 1 a 3 pesos, y la del Gobierno de Mauricio Macri que paso de 9 a 15 pesos. Las del 2002 y la del 2015 fueron dos saltos diferentes en magnitud y en contextos macro y políticos distintos que estaban casi cantados. Ambos tenían tres aspectos en común que eran: un dólar oficial atrasado, un BCRA casi sin reservas liquidas disponibles y una brecha cambiaria entre el dólar oficial y el dólar paralelo inmanejable y superior al 80 por ciento por debajo de la actual del 130 %.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate