Un taxista denunció que este martes por la tarde le balearon el auto cuando circulaba por el barrio Pueyrredon, luego de terminar un viaje. El trabajador aclaró que no se trató de un intento de robo y, tras exhibir la parte de la puerta en la que impactó la bala, expresó: “Es a 30 centímetros de la altura de la cabeza”.

“Por eso no salimos a trabajar de noche”, dijo el taxista, aún shockeado por la situación. El hecho ocurrió a las 18,40 en Ratery al 2600. “Dejé a una mamá con sus dos hijos en un viaje y cuando salgo, como siempre con el reloj apagado y rápido, recibo un disparo en mi auto”, explicó. “¿Y si me mataban?”, agregó.

Embed

“Con el GPS y el botón antipánico, si lo alcanzo a tocar antes de morir, nos encuentran con la bala por lo menos, ¿no?”, ironizó el taxista, en referencia a la resolución municipal que obliga a los taxis a instalar el GPS.

“¿Así quieren que trabajen los remises y los taxis a la noche?”, se preguntó el taxista, indignado por la situación.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate