El Banco Santander inauguró un edificio de once pisos en el Distrito de las Artes de la ciudad de Buenos Aires, donde de ahora en más tendrá sus oficinas y trabajarán unos 2500 de los 9000 empleados que tiene en el país.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, participó del acto de corte de cintas de esta unidad que costó 170 millones de dólares. “Cuando los argentinos trabajamos juntos, como en este caso, somos imparables y capaces de hacer grandes cosas", dijo durante la ceremonia en la que estuvo acompañado por el presidente del banco, Enrique Cristofani, el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Este flamante espacio en el barrio de Barracas cuenta con un centenar de salas de reuniones, otras 70 de coworking y espacios abiertos a la comunidad, entre ellos un centro de convenciones donde se presentarán muestras de artes y actividades culturales, y un café con todas las facilidades para trabajar desde computadoras personales.

santander.png

Las autoridades de la entidad anticiparon que durante 2019 desembolsarán unos 175 millones de dólares en desarrollos tecnológicos y otros 550 millones a lo largo de los próximos tres años.

También detallaron que el plan de desarrollo prevé la incorporación de unos 800 empleados para desempeñarse en soluciones digitales y nuevas tecnologías que aplicará la compañía para su crecimiento.

El banco de origen español instaló definitivamente su marca en el país luego de un período que en el país funcionó como Santander Río, producto de la compra del Banco Río hace ya 22 años. Cristofani dijo que hoy tienen “el doble de empleados y multiplicamos por seis el número de clientes”, dijo para destacar las 3,7millones de personas que tienen cuenta u operan con esta entidad.

Comentá y expresate