Gracias a una huelga de taxistas, las plataformas digitales Uber y Cabify dejarán de funcionar en Cataluña. Desde este viernes entrará en vigencia un decreto que afecta el uso de las aplicaciones.

La aplicación de Cabify, similar a Uber, informará este viernes a sus usuarios de "su expulsión de Cataluña", con la entrada en vigor de la normativa catalana. La compañía ha concluido que esta regulación tiene "como único objetivo y, por tanto también como consecuencia final", la expulsión directa de la aplicación Cabify y de sus empresas colaboradoras de Cataluña y Barcelona.

Al igual que en Mar del Plata, los taxistas contaron con el apoyo del Gobierno catalán pero la implementación de Uber generó apoyo de algunos sectores políticos. Además, en otras ciudades de España hay manifestaciones de taxistas contra las plataformas.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate