La policía desalojó esta mañana a una pareja que usurpaba un balneario de playa Acantilados. Retiraron 65 postes y 75 metros de alambre.

Los ocupas vivían en el balneario abandonado y días atrás alambraron el sector para explotarlo como estacionamiento para el verano.

Un hombre fue aprehendido y luego liberado, mientras que la mujer tenía pedido de captura y por eso continúa detenida. La investigación la lleva a cabo el fiscal Gastón de Marco, quien realizará acciones similares en otros balnearios del sur de la ciudad.

Comentá y expresate