Una familia del barrio Etchepare, que realizaba la cuarentena obligtoria, sufrió un desperfecto en su heladera y, ante la imposibilidad de conseguir un flete, recibió la ayuda de la policía, que trasladó el electrodoméstico para su arreglo.

El buen gesto del personal policial se dio este lunes, cuando el comando de patrullas de la Zona Norte, a cargo del comisario Aldo Pieroni, tomó conocimiento de la situación mediante el grupo de WhatsApp de vecinos.

A los pocos minutos, un móvil policial se presentó en la casa ubicada en el Pasaje Julio Verne y trasladó la heladera para su arreglo.

Embed

Comentá y expresate