El jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco, insistió en la necesidad de cumplimiento de las medidas de aislamiento en los distritos más comprometidos por contagios de coronavirus y reclamó “dar un pasito para atrás” en todo lo que sea recreativo, en busca de mejorar el escenario sanitario.

Dijo que no llevaría de vacaciones a su familia "a un distrito con casos en aumento”,mientras se refería a esta tendencia sostenida que se da en el interior y en particular la costa atlántica, donde mencionó la situación puntual de Mar del Plata y Pinamar, principales centros de veraneo que tienen cifras diarias altas desde hace varias semanas.

Recordó que estas y otras ciudades tienen “un nivel muy muy alto y con señales de colapso” en sus clínicas y hospitales. “La única forma de controlar esto es reducir la circulación de personas y dar marcha atrás con actividades que no sean esenciales”, insistió.

Bianco, que se encuentra aislado al igual que el gobernador Axel Kicillof por un caso positivo en el entorno cercano del gabinete provincial, en declaraciones a Bien de Radio por Radio Provincia también hizo referencia a la actualización de la cifra de los fallecidos. En tal sentido, afirmó que lo que se hizo fue implementar un mecanismo para acelerar la carga y que, por lo tanto, “al final el número iba a ser el mismo” que el que se conoció días atrás.

Reconoció una merma de contagios en la zona del AMBA pero al mismo tiempo una suba en el interior de la provincia, donde se registra “un aumento bastante importante de entre el 27 y 28% de los casos”.

Citó la situación de Pinamar al señalar que “allí debería cumplirse la fase 3 para reducir la circulación y controlar el contagio, porque hay familias que van a preferir no ir a un distrito que tiene casos” en aumento. "Yo no lo haría", insistió. Comparó con la vecina Villa Gesell, que con similar conformación urbana tiene menos positivos en tratamiento.

Comentá y expresate