El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, justificó el pase de General Pueyrredon de fase 4 a 3 y aseguró que "en Mar del Plata hay efectores de salud que están cerca del colapso sanitario".

El funcionario del Gobierno de Axel Kicillof argumentó que el intendente Guillermo Montenegro no tuvo problemas con la decisión provincial,pero les pidió que controlen la situación sanitaria en los distritos cercanos.

"Los intendentes no tiene problemas en pasar de fase 4 a fase 3 pero necesitan la solidaridad de los distritos cercanos", manifestó Bianco. Según adelantó, en Mar del Plata y Bahía Blanca comenzarán a trabajar "con una lógica más regional".

Las modificaciones comenzarán a implementarse a partir del miércoles y serán 45 municipios los que estarán en fase 3.

Por su parte, el ministro de Salud de Buenos Aires, Daniel Gollan, expresó su preocupación por el incremento de circulación de la cepa de Manaos en distintos lugares de la provincia.

"Las medidas que se toman son para preservar la vida de la gente", remarcó Gollan.

El retroceso de fase implica nuevas restricciones. Los locales gastronómicos deben cerrar a las 23 y el resto de los comercios a las 20. Además, en la fase 3 están prohibidas las reuniones sociales en casas particulares, las actividades deportivas de más de 10 personas y el Casino y los bingos deben permanecer cerrados. Gimnasios y shoppings podrán seguir funcionando con un aforo del 30%.

Comentá y expresate