Este jueves, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, criticó a la Corte Suprema por la falta de intervención judicial y permitir así que entrara en vigencia una ley que restringe fuertemente el aborto en Texas.

Horas antes, en medio de la noche, un tribunal superior profundamente dividido permitió que la ley se mantuviera en vigor en la restricción de abortos más grande de Estados Unidos desde que el tribunal lo legalizó en todo el país hace medio siglo.

La corte votó 5-4 para denegar una apelación de emergencia de los proveedores de servicios de aborto y otros, pero también sugirió que su orden probablemente no fue la última palabra y que se pueden presentar otros desafíos.

Biden publicó en Twitter que la Ley 8 del Senado "de Texas perjudicará significativamente el acceso de las personas a la atención médica que necesitan, en particular para las comunidades de color y las personas de bajos ingresos".

"Estamos profundamente comprometidos con el derecho constitucional establecido en Roe vs Wade y protegeremos y defenderemos ese derecho", agregó el mandatario.

La vicepresidenta, Kamala Harris, también se pronunció en Twitter y reivindicó las palabras del presidente.

Embed

Además, Biden agregó desde la cuenta oficial del Presidente que "el fallo de la Corte Suprema de la noche a la mañana es un asalto sin precedentes a los derechos constitucionales" conseguidos en el caso de Roe contra Wade.

"Ahora, completos desconocidos podrán introducirse en las decisiones de salud más privadas. La ley ni siquiera permite excepciones en casos de violación o incesto", exclamó.

También agregó que está programando un "esfuerzo de todo el gobierno para responder a esta decisión" y dijo que consultará al Departamento de Salud y el Departamento de Justicia "para ver qué medidas puede tomar el gobierno federal para aislar a las personas en Texas de esta ley y garantizar el acceso a abortos seguros y legales protegidos por Roe".

Qué dice la ley

Según la ley de Texas, el aborto está prohibido cuando se detecta un latido fetal, que a menudo es antes de que la mujer sepa que está embarazada y es alrededor de las seis semanas de gestación.

La ley tampoco cuenta con una excepción por violación o incesto, aunque sí existe una excepción por "emergencias médicas".

Lo particular en el caso de Texas es que no tiene a funcionarios responsables de hacer cumplir la ley.

La nueva ley, que fue firmada por el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, permite a los ciudadanos privados entablar demandas civiles contra cualquier persona que ayude a una persona embarazada que busca un aborto en violación de la prohibición.

Cualquier persona que demande con éxito a otra persona tendrá derecho a al menos $ 10,000

Qué es el caso Roe vs Wade

Roe vs Wade es el nombre del caso judicial de 1973, por el cual la Corte Suprema de Estados Unidos despenalizó el aborto inducido en el país.

Norma L McCorvey, bajo el pseudónimo legal de Jane Roe, presentó una demanda en la que sostenía que su embarazo había sido producto de una violación. El fiscal de Dallas, Henry Wade, representaba al Estado de Texas, que se oponía al aborto.

El Tribunal falló a favor de Roe y luego de muchas apelaciones, en 1973, finalmente se decidió que la mujer, amparada en el derecho a la privacidad, podía elegir si continuaba o no con el embarazo.

Ese derecho a la privacidad se consideraba un derecho fundamental bajo la protección de la Constitución de los EE. UU. y por lo tanto no podía legislarse en su contra por ningún estado.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate