Embed
Embed

Boca empató 1-1 con Cruzeiro en Belo Horizonte y avanzó a las semifinales de la Copa Libertadores. Allí enfrentará a Palmeiras. En la otra llave, River-Gremio.

A los doce minutos del completo, el partido se rompió. Sassá había entrado 60 segundos antes y tras un tiro de esquina abrió el marcador. Quedaba mucho tiempo y Cruzeiro se ilusionaba.

Con más ganas que ideas, Cruzeiro buscó el segundo gol para forzar los penales. Pero no tuvo situaciones claras, más allá de que Rossi hizo mucho por darle opciones al equipo brasileño, como faltando menos de cinco con una flojísima salida que no terminó en gol de casualidad.

Cruzeiro ya jugaba con uno menos por una nueva expulsión de Dedé. Pero fue a los ponchazos, dejándole la contra a Boca, que en la última situación logró el empate a través de Cristian Pavón.

Comentá y expresate