Embed
Embed

Embed
Embed

Boca no tuvo piedad, mostró su jerarquía y goleó 5 a 0 a Alvarado por los 32avos. de final de la Copa Argentina. Así, el equipo de Guillermo Barros Schelotto clasificó a los 16avos de final.

Poco les duró la ilusión a los más de 3500 hinchas marplatensesque viajaron para alentar a su equipo en la cancha Lanús. La supremacía del bicampeón del fútbol argentino se tradujo rápidamente en goles: un tiempo le alcanzó al equipo de Guillermo Barros Schelotto para hacer cuatro. Desde el inicio, con Cardona manejando los hilos, Boca se hizo cargo del juego y a los 4 minutos rompió el cero. Zárate se hizo cargo de un tiro libre en la puerta del área, su remate se desvió, dio en el travesaño y dejó al arquero sin chances de tomar el rebote que le quedó a Lisandro Magallán, quien con un cabezazo flotado puso el 1-0.

Después del gol, Boca se relajó y Alvarado se ilusionó. Incluso en una seguidilla de pelotazos aéreos que cruzaban peligrosamente el área rival puso en aprietos a Agustín Rossi, en el que podría ser el último partido del arquero ante la llegada de Esteban Andrada.

Pero cuando Boca acelera en ataque, es pura efectividad. A los 25 minutos, otra vez Zárate manejó el avance y habilitó a Pavón, quien mandó el centro al área para que Wanchopeapareciera detrás del arquero y, ganándole a su marca, anotara el 2-0.

Se veía venir la goleada y se concretó en menos de media hora. Pablo Pérez probó desde lejos, el arquero Matías Quinteros se confió, puso mal el cuerpo detrás de sus manos y el volante festejó el tercero.

Otra vez, la fortuna estuvo del lado de Pérez. A los 36 minutos, una buena jugada colectiva terminó en gol porque un zurdazo del mediocampista se desvió, le cambió la trayectoria y se le metió al arquero de Alvarado en el segundo palo.

En el arranque del segundo tiempo, Boca estiró aún más la diferencia. Zárate probó a colocar y exigió al arquero de Alvarado, que mandó la pelota al córner. Desde allí, finalmente, llegó el quinto. El centro fue cabeceado por Goltz, a quien el palo le negó el gol pero inmediatamente después la pelota le volvió y el defensor fusiló a Quinteros. Sobre el final, Tevez marcó el sexto de penal. Así, Alvarado se despidió de la Copa Argentina.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate