En Argentina, el fútboles uno de los deportes que más fanatismo y pasión despierta. Considerada la práctica deportiva más popular en el país –seguida del básquet-, las discusiones en torno a ella son el pan de cada día en la calle, en las escuelas, el trabajo y también la casa. Un penal mal cobrado, una patada terrorífica o alguna expulsión mal obrada, generan un debate a nivel nacional que muchos enarbolan “a muerte”.

Sin embargo, por primera vez en muchos años ha comenzado a generarse un clima de temor en torno al supuesto beneficio de un solo club: Boca Juniors. Es verdad, no es la primera vez que uno de los “cinco grandes” está en la mira de la opinión futbolera, pero varios aspectos llevan hoy la lupa hacia el club de la Ribera.

¿Y cómo no iba a ser de esa manera? El Presidente de la Nación Mauricio Macri es hincha del Xeneize y fue el máximo dirigente de la institución entre 1996 y 2008; Daniel Angelici, actual jefe del club, mantiene una muy buena relación con Macri; y, por si fuera poco, el jerarca de la Asociación del Fútbol Argentino(AFA) Claudio “Chiqui” Tapia es también fanático de Boca.

Es por eso que hoy las miradas apuntan hacia La Boca. La pregunta que cabe hacerse en este momento es: ¿Cómo comprobar los “beneficios” de los que tanto se hablan? ¿Acaso habrá algún hecho delator que permita adelantar esto? ¿En algún futuro –cercano o lejano- podrá averiguarse algún entramado en detrimento de los demás clubes y a favor de Boca Juniors?

Las respuestas no son claras, las dudas son demasiadas y los indicios, convincentes para algunos y poco evidentes para otros. Solo el tiempo y la Justicia –en caso de comprobarse algún hecho- podrán determinar si existe o existió algún beneficio o no para la entidad que hoy lidera la tabla de posiciones de la Superliga Argentina.

Comentá y expresate